Archivo de la etiqueta: número áureo

La razón áurea

Mucho se ha hablado de la razón áurea. Y en este blog también.

Este vídeo de Numberphile es otro más de este canal que habla de ella y lo hace desde una perspectiva original, intentando justificar la causa por la que la distribución óptima de los pétalos o las semillas de las flores, intentando cubrir uniformemente todo el espacio, se ajustan a esta proporción.

Con subtítulos en castellano, es muy aconsejable verlo.

Anuncios

Biomímesis: biogeometría

Excelente documental, emitido por el segundo canal de RTVE,  que plantea la evolución de animales y plantas según unas reglas geométricas, como las que rigen el crecimiento espiral de una concha.

Palabra de Fibonacci

Uno de los conceptos matemáticos más conocidos, y protagonista habitual de artículos divulgativos, es la sucesión de Fibonacci, generadora de la razón aúrea y presente en diferentes contextos en la vida real.

Recordemos, por si hiciera falta, como se construye:

Dados dos valores iniciales F(1) = 0 y F(2) = 1, se forman los siguientes de la sucesión mediante la suma de sus dos anteriores:

F(n) = F(n-1) + F(n-2)

dando lugar a la sucesión

0, 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55, …

Observemos una interpretación gráfica (de muchas) de esta sucesión: la espiral de Fibonacci, que es una aproximación a la espiral dorada.

En base a la construcción de esta sucesión se definen otras series y conceptos, variando valores de términos iniciales o usando elementos y operaciones con cierta analogía.

Una de las interesantes definiciones, en este contexto, es la palabra de Fibonacci.

El concepto aparece a partir de la creación de una serie con cadenas de dígitos binarios y la concatenación de dichas cadenas como operación: definimos dos valores iniciales

P(1) = 0 y P(2) = 01

y construimos los siguientes elementos de la serie mediante la concatenación de sus dos anteriores:

P(n) = P(n-1)P(n-2)

dando lugar a la sucesión de términos

0, 01, 010, 01001, 01001010, 0100101001001, …

que llamamos palabras binarias, y cuyas longitudes (número de dígitos) siguen la sucesión de Fibonacci.

Pues bien, el término límite es la llamada palabra (infinita) de Fibonacci, cuyos elementos (dígitos) forman la secuencia A003849 en OEIS.

Observando los términos, si eliminamos sus dos últimos dígitos obtenemos siempre una palabra capicúa o palindrómica.

Como cada palabra está subsumida en las todas posteriores, se puede intuir una interpretación fractal  de la palabra de Fibonacci.

Pi y la razón áurea

¿Qué tienen en común el número π y la razón áurea?: entre otras cosas (convencido estoy) esta maravillosa igualdad, debida al insólito y excepcional ingenio de Ramanujan,

es decir,

Aclaración importante

  • Las fórmulas que se indicaban en la anterior versión del artículo eran erróneas y gracias al usuario Felipe se han corregido.
  • Es preciso leer los comentarios del artículo para comprender la rectificación.

Razones metálicas

Espectacular vídeo de Numberphile con subtítulos en castellano.

A partir de la sucesión de Fibonacci se obtiene la razón aúrea, valor al que tiende el cociente entre dos términos consecutivos de la sucesión.

Si definimos otras sucesiones, creadas de manera similar a la anterior, en las que cada término es el producto del precedente por una constante más el anterior a este último obtenemos la razón de plata (constante 2, que da lugar a los números de Pell), la razón de bronce (constante 3),… y toda una serie de razones metálicas que llevan asociadas sus correspondientes espirales metálicas, todas de tipo logarítmico y de propiedades muy interesantes.

El vídeo, en donde se detallan todos los conceptos indicados y con ejemplos de la vida real, es un excelente principio para revisar exhaustivamente esas sucesiones.

Número aúreo, icosaedro y anillos de Borromeo

El canal Archimedes Tube muestra, en un breve vídeo, la fascinante relación existente entre tres bellos y muy conocidos conceptos matemáticos: el número áureo, el icosaedro regular (sólido platónico) y los anillos de Borromeo.

En esta página de su blog se comenta detalladamente la relación citada.